La reserva de agua de la piel se pierde fácilmente con las agresiones externas y la edad, dando como resultado una piel seca, tirante, agrietada, frágil y propensa a las arrugas prematuras.

¿Te gustaría saber como recuperar la elasticidad de tu piel? Ten en cuenta una serie de temas:

Dieta alimentaria.

La importancia de la dieta influye directamente en el estado de la piel provocando sequedad. Es importante ingerir grandes cantidades de líquido y comer alimentos ricos en vitaminas A y D, para evitar el envejecimiento prematuro de nuestro cutis. Evita a su vez el tabaco, el café y las bebidas alcohólicas.

Higiene óptima

El cutis requiere de una óptima higiene para que se mantenga sano y joven. En el caso de las pieles secas, es importante evitar los jabones agresivos. Además, una vez a la semana, exfolia tu piel para que “respire”, eliminando impurezas y células muertas.

Tratamientos hidratantes

Es absolutamente necesario nutrir nuestra piel con productos adecuados. La exposición a los agentes ambientales y la contaminación son altamente perjudiciales para nuestro cutis. Procura también utilizar protector solar y no usar cosméticos que contengan alcohol ya que resecan todavía más la piel.