La caspa puede ser mucho más que un problema estético. Existen dos tipos de caspa: la caspa seca que es la más frecuente ya que se debe a una renovación de la piel, y la caspa seborreica que se produce por un incremento de grasa en el cuero cabelludo, una tipología asociada a la alopecia por lo que aconsejamos en estos casos acudir a un especialista.

Muchos dermatólogos por eso recomiendas el uso regular de lociones y champús adecuados a cada tipología. Gracias a su uso frecuente, podremos eliminar la caspa de manera eficaz y sin dañar el cuero cabelludo dejándolo tirante o irritado. Muchos de estos tratamientos evitan también la caída del cabello, por lo qeu su uso es más que aconsejable.

Te invitamos a que pruebes nuestros productos de tratamiento capilar ya que contienen Pirectone Olamine, un principio activo muy eficaz para evitar la caspa y la seborrea.